Nuestra historia

Para ser honestos..es realmente buena!

La historia de Case Station comienza hace décadas con un joven llamado Peter. De cabello castaño y ojos centelleantes, creció fuera de Londres, compartiendo una habitación con sus tres hermanos. Su padre voló los Spitfire para la Fuerza Aérea Real, así que el joven Peter anheló alimentar su vida con ese mismo sentido de regocijo. Con toda su vida delante de él, y la perseverancia británica en su sangre, soñó con maneras de cambiar el mundo. Nunca tomando “no” por una respuesta, o limitándose a lo posible, Peter era imparable.

Mientras trabajaba con las mejores bandas musicales, no podemos decir Quién (WHO), navegando en alta mar, construyendo casas, viviendo en el extranjero, creando, jugando y desarrollando … construyó una vida y su primera marca. Con años de experiencia y bolsillos llenos de intuición, Peter y su equipo crearon la tecnología para transferir imágenes personalizadas y diseños a múltiples superficies. Sus raíces británicas definieron la necesidad de calidad premium y bienes duraderos, y su apetito por la perfección aseguró que se lograra.

Adelanta una década de esa primera marca, convierte el pelo marrón a blanco llamativo, y dá la bienvenida al surgimiento de Case Station. Hemos pasado los últimos diez años patentando y desarrollando los mejores productos y tecnologías.

Inigualable, Case Station enciende la creatividad y permite a los clientes contar la historia de quiénes son. Nos atrevemos a ser diferentes; Para romper con la multitud. Te desafiamos a que seas como Peter.

Tal vez tú seas es el siguiente brillante creador de una marca, navegante, Contratista o Ingeniero. Case Station espera ser la inspiración en su bolsillo. Estamos hechos para la vida.